Àlex Ferrer

Nací en el año 85, justo a tiempo para disfrutar de las grandes películas de monstruos y marionetas que en esos años inundaban el cine. Crecí entre libros y cuentos siempre dispuesto a imaginar aventuras para jugar junto a mi hermana. Después seguí haciendo peliculitas con mis amigos por las tardes con las cámaras HI8 de nuestros abnegados padres que veían convertirse las cintas de películas veraniegas en estrambóticas historias salpicadas de Kepchup.

 

Inevitablemente seguí creciendo y decidí que para seguir jugando a las peliculas estudiaría Audiovisuales. En los años de universidad además tocaba el bajo en varias bandas con las cuales pude viajar mucho de pueblo en pueblo y me enamoré de la carretera. 

Tras terminar mis estudios viajé una temporada trabajando de casi todo por Europa hasta que finalmente me instalé en Barcelona donde compaginaba mi vida profesional en el sector audiovisual con mi proyecto personal de música y teatro “El Cantacuentos” con el que llegué a grabar un CD titulado “Nómada”.

 

Ansioso de nuevas aventuras viajaba los veranos a tocar en las calles y festivales del sur de Francia donde conocí el mundo de los títeres. Y siguiendo la ruta sin prestar mucha atención a la dirección de pronto me vi en Sudamérica. Allí, en Ecuador me decidí a producir una pequeña obra de títere de guante titulada “Carmencita y el gigante sin Corazón” y quedé fascinado ante la posibilidad de armar grandes espectáculos con poquísimos recursos. Viajé jugando casi dos años y conociendo todo tipo de personajes en las calles de los que aprendí muchísimo, sobre todo de mi compañera; Flores. 

 

Actualmente continúo mi formación apuntandome a cursos y talleres habitualmente para conocer más colegas y escuchar a los maestros de cuyos trabajos disfruto. Sigo en el juego, investigo de un lado a otro en busca de mi propia voz y actualmente trato de desarrollar una estética propia, junto Flores, a través de esta pequeña compañía familiar “El Asteroide Ambulante”.